Inicio Destacadas Calamidades de la calle 8 de El Café de Herrera están llegando...

Calamidades de la calle 8 de El Café de Herrera están llegando a su fin

279
0

Santo Domingo, RD.- Luego de años de espera, los vecinos de calle 8 de El Café de Herrera, en Santo Domingo Oeste, están recibiendo una respuesta gubernamental, a través la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (Caasd).

Ya era una costumbre, cada vez que llovía observar el drama de los residentes de la calle 8, nadando sobre aguas cloacales y basura.

Esto sucedía porque, según Juan “El Mayor” Burgos: “Ese lugar era una cañada natural, la cual, en los años 80, era usada por los cristianos para bautizar, ya que tenía una profundidad de 40 o 50 metros (algunos hablan de más profundidad). Era una cañada natural, una pendiente entre dos cuestas. Su dueño, un turco, llamado Yapour Dumé, en combinación con el exalcalde del Distrito Nacional, Rafael Corporán de los Santos, trajo toda la basura de Santo Domingo para rellenar el lugar”.

Los lugares más afectados son, entre otros, toda la vía principal que conecta con la calle Miguel Pérez, y los demás barrios de El Café de Herrera, como son: Villas del Café I, II y III, Las Casas de Canaán, Residencial Cassandra I, La Loma del Chivo, Residencial Doña Blanca, entre otras.

Estamos hablando de más de 350 familias que viven su propio infierno, ante la mirada indolente de todos.

Pero eso está llegando a su fin, ya que la Caasd, cuyo director es el ingeniero Felipe Suberví (Fellito), está trabajando a toda marcha en la solución de ese problema, que consiste en acondicionar cañada de la calle 8 o de los Evangélicos, que divide en dos al Residencial Mirador del Oeste y la Loma del Chivo, y abarca terrenos del cinturón verde de Santo Domingo.

Este miércoles 21 de abril, #RaúlGermánNoticias se trasladó hasta el lugar (Desde el Mirador del Oeste) para comprobar el estado de la obra.

El hedor es terrible, y la cantidad de basura que hay en el lugar es incalculable, son años y años de echar basura sin control. ¡La irresponsabilidad del pasado es el castigo de hoy, pero ya está llegado a su fin!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here